Calendario

Diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Blogocampaña

Campaña contra la pornografía infantil

Creative Commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

EL ESFUERZO INVERTIDO – Álex Rovira

EL ESFUERZO INVERTIDO – Álex Rovira.

Esta teoría que explica Alex Rovira me recuerda a aquel libro que hablaba de caer en barrena. Tengo que localizarlo. Justamente ahora estaba yo pensando en que necesito pararme y reflexionar, que tengo que dejar de moverme para que todo fluya. Como en la foto, tumbarme, hacer el muerto, esperar… Lo que haya de suceder lo hará si yo dejo de correr de una vez y me aquieto.

Memoria

A veces pienso que quiero escribir de algo, tengo en la punta de las neuronas una idea. Pasa ese segundo y lo olvido.
Mi memoria se ha vuelto frágil. Sacudida por tanta información apenas fija conceptos. Mi lucha ahora es por cambiar esto: menos titulares, más conocimiento. Tengo que intentar volver a recoger en la memoria lo verdaderamente interesante.
Es verdad que no he dejado de aprehender tu risa, tu forma de mirar, el color de las hojas en otoño o el olor del mar. Afortunadamente hay mucho más que memoria.

7 Remedios naturales para tratar la acidez y el reflujo ácido – Mejor Con Salud

7 Remedios naturales para tratar la acidez y el reflujo ácido – Mejor Con Salud.

El otoño se acerca | Flickr – Photo Sharing!

El otoño se acerca | Flickr – Photo Sharing!.

I just want…

De Muddy Watters: https://www.youtube.com/watch?v=RnlvHP1AXPo&list=PL653A5DD1507CCB72&index=16

Lo más!

Lo más bonito que alguien te puede decir (iré recopilando con vuestra ayuda o según vaya recordando):
- Tu consigues que yo tenga el corazón contento ( un rumor de tu risa siempre lo llevo dentro). Es de una canción que he escuchado en la maravillosa voz de Carmen Paris. Nunca me lo han dicho pero siempre pienso en la misma persona cuando escucho esa canción. http://m.youtube.com/watch?v=K369klqvJL8
- Con su sola presencia aligeraba la incertidumbre de vivir, de Mujer de rojo sobre fondo gris, preciosa obra de Miguel Delibes.
Continuara….

Olor de domingo de otoño

Olor a bizcocho, a chocolate, a limón y castañas.

El miedo, la enfermedad y la muerte

La muerte es inexorable pero nos gusta vivir de espaldas a ello, como si el futuro nos pudiera devolver los momentos que desperdiciamos. No es así. Lo único que se ha escapado de la muerte es el momento presente. No debemos tener miedo a la muerte, debemos aceptarla. Por supuesto, nadie nos quita el dolor de perder a un ser querido, pero forma parte de la vida y con esa sencillez hay que asumirlo. Hay cosas que duelen mucho. No todo es como en las películas americanas.
Si conseguimos vivir sin una excesiva preocupación por la muerte pero conscientes de ella, valoraremos la vida mucho más.
La vida no es perfecta ni mucho menos. Hay decepciones, tristeza, problemas económicos, rupturas de pareja, enfermedades….Cada uno de estas palabras nos da miedo, sufrir física o emocionalmente nos aterra. Nos ha pasado antes: ya sabemos que pasa cuando nos rompen el corazón, cuanto se sufre cuando estamos enfermos. No, no queremos volver a ello! Pero, nos guste o no, también firma parte de la vida y lo único que podemos cambiar es como lo enfrentamos, la cantidad de salud, alegría y madurez con la que llegamos al problema. Mi responsabilidad conmigo mismo es cuidarme físicamente, mantenerme lo más saludable posible como para que la enfermedad tenga menos posibilidades de hacerme daño. Debo trabajar mi autoestima, mi independencia y mis afectos como para que la pérdida de uno no me hunda. Y esto es lo difícil, el día a día. Ocuparse de uno mismo y por extensión de los demás. Si te quieres, te gusta cuidar de los demás. Va todo junto.
Así pues, no podemos hacer nada para evitar la muerte, podemos sólo llenarnos de una vida mejor. No debemos vivir con miedo -nada más manipulable que una persona con miedo- sino prepararnos lo mejor posible para la parte oscura de la vida y disfrutar jugando en la luz todo lo que podamos.
Y esto lo esta escribiendo alguien que aún sigue en una intensa lucha por curar heridas del pasado, consciente de ellas y aún no curada del todo del miedo a que se repitan.
Buen fin de semana

Flickr

He vuelto a Flickr. Por qué? Es el regreso a la fotografía y la poesía, el poder de la mirada y la emoción.
Menos Facebook (máximo 10 minutos al día) y más creatividad. No, no quiero Instagram, no quiero comentarlo todo, quiero disfrutar de llenar de luz y belleza mis ojos.

Ébola y otras enfermedades

Indignación total. Así me siento con este tema del ébola y con otros muchos relacionados con las enfermedades más presentes en Africa.
Siento que los dejamos morir porque son pobres y sus vidas “valen menos”, pienso que vivimos en un mundo dominado por algunas multinacionales farmacéuticas que hacen negocio con nuestras vidas (ojo! creo que tiene que ganar dinero para seguir investigando) y creo que nuestra prioridad numero uno debiera de ser defender la vida de todos los seres humanos: erradicar el hambre y generar condiciones sanitarias mínimas.
Un enfermo no lo es menos por ser africano. Por supuesto no quiero sufrir ébola, ni malaria, ni sida. Me aterra la idea. Es intuitivo que a todos nos ponga nerviosos el posible contagio pero, mientras tanto, ni pensamos en miles de personas “apestadas”, encerradas en sus casas, confinadas a morir en soledad y sin atención de ningún tipo. Enfermas de muerte sin esperanza.
No tenemos corazón.

Te delatan tus ojos

La poesía es como la casa de uno cuando era niño, siempre te acoge llena de buenos recuerdos aunque arrastra un aire de nostalgia.
Durante años seguí una página de poesía, A media voz, que se cerró hace relativamente poco. Era mi página favorita. Ahora se ha vuelto a abrir en Facebook (https://www.facebook.com/pages/A-media-voz/116401745096362?fref=ts) por iniciativa de otros que, como yo, la echaban de menos. La sigo, claro, y así tengo garantizado, aunque no tenga mucho tiempo un mínimo.
Hoy este era el poema maravilloso de Luis García Montero.

“Más allá de la sombra
te delatan tus ojos,
y te adivino tersa,
como un mapa extendido
de asombro y de deseo.
Date por muerta
amor,
es un atraco.
Tus labios o la vida.”

Luis García Montero.

Vitalidad 2

Agua. Siempre agua.

De calvas e invisibilidades

Llegada una edad a los hombres les preocupa principalmente su calva. No sé por qué le dan tantísima importancia a lo de tener menos pelo. Supongo que se trata de una evidencia del envejecimiento. Sí, claro, por suerte, envejecemos. Muchos ya no caminamos hacia la mitad de nuestra vida, ya la hemos pasado y, sí, ellos tienen calvas en muchos casos y nosotras, pues nosotras nos volvemos “invisibles”.
Al principio no te das cuenta del todo, ya no te consideran “deseable, al menos no a primera vista, en la mayoría de los casos. Imagino que si has sido guapa y tipazo, será un cambio importante. Personalmente nunca fui una mujer de las que ligan a mansalva así que no noto tanto la diferencia y los casos en que lo noto son un alivio. Sí, he asumido que envejezco y que tiene muchas cosas de malo, especialmente físicas, pero también intelectuales. Soy más lenta.
Sí, soy menos atractiva por fuera pero espero serlo más por dentro, soy más lenta pero probablemente más sabia. Soy mayor. Es un hecho. Como en el resto de etapas de mi vida, estoy agradecida por lo mucho que tengo. Asumiré lo que no pueda cambiar de la mejor manera posible y, sí queridos, aprovecharé a tope mis ventajas, que las tengo y muchas.
Y entre ellas está saber que no me interesan los hombres adolescentones tan preocupados por su calva que no se dan cuenta que debajo de la apariencia mayor de muchas mujeres de mi edad y más hay una tipa interesante (o no, eh? que cada uno tiene sus gustos).
Y todo esto, dicho sin acritud, que ya tengo una edad en la que estas cositas no me crispan nada. :)

Aniversarios

Muchos aniversarios esta semana. Este blog ha cumplido 9 años. Mi editor no me deja enlazar pero he estado releyendo y hay tanto, tantísimo de mi misma aquí! Mucho más de lo que pensaba. Quizás así, de pequeños recortes, de libros que lees, de vivencias que te impresionan se hace la vida. A lo mejor, cuando miras atrás esto es más un diario que los propios hechos. Sí, sin duda, lo es más. Incluso, visto en conjunto, me parece que me deja demasiado expuesta. Si alguien quisiera conocerme bien le bastaria con leer? Afortunadamente, somos perezosos y olvidadizos.
A releer veo que he hablado muy poco, directamente, de la persona más importante de mi vida. Espero que si algún día lo lee sea consciente de que está impregnándolo todo. Creo que es pudor.
Después de aquella fiebre en la que todos teníamos blog, os acordáis? Nos leíamos mutuamente, nos comentábamos, era como ir de visita o de bar en bar. Leiter tenía un bar de copas, Remanso de Jirafas es como volver a casa, Sombras de Encelado era el bar para debatir y El Olivo era el bar de café, con mesa camilla. Pues eso, que me pierdo, después de aquella época, hoy nos hablamos y escribimos mucho menos, pero unos cuantos, muy pocos seguís aquí o venís de vez en cuando, a algunos no os conozco más que por un comentario de vez en cuando en el que me decís: sigo aquí. Ahora esto ya no es la mesa camilla del café, es la de mi casa y puede ser más íntima y personal. Ahora las conversaciones ya son de tú a tú, como a mi me gustan, más personales.
Espero que os sigáis sintiendo bien cuando venís y aceptéis las limitaciones de un blog que se hace viejo.
Y no puedo irme sin decirte, que en días como hoy me acuerdo tanto de ti! Que sé que estás bien donde estés y eso me hace sentir mejor y que sepas que un poquito de ti se ha quedado conmigo en mi vida y en mi recuerdo.

El Amenazado

Es el amor. Tendré que ocultarme o huir.
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa
máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. ¿De qué
me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, la vaga
erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para
cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la
Biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi
madre, la sombra militar de los muertos, la noche intemporal,
el sabor del sueño?
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se levanta a la
voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas,
pero la sombra no ha traído la paz.
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la
memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.
Ya los ejércitos me cercan las hordas.
(Esta habitación es irreal, ella no la ha visto).
El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo.
J.L.Borges