Calendario

Noviembre 2014
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Blogocampaña

Campaña contra la pornografía infantil

Creative Commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Flickr

He vuelto a Flickr. Por qué? Es el regreso a la fotografía y la poesía, el poder de la mirada y la emoción.
Menos Facebook (máximo 10 minutos al día) y más creatividad. No, no quiero Instagram, no quiero comentarlo todo, quiero disfrutar de llenar de luz y belleza mis ojos.

Ébola y otras enfermedades

Indignación total. Así me siento con este tema del ébola y con otros muchos relacionados con las enfermedades más presentes en Africa.
Siento que los dejamos morir porque son pobres y sus vidas “valen menos”, pienso que vivimos en un mundo dominado por algunas multinacionales farmacéuticas que hacen negocio con nuestras vidas (ojo! creo que tiene que ganar dinero para seguir investigando) y creo que nuestra prioridad numero uno debiera de ser defender la vida de todos los seres humanos: erradicar el hambre y generar condiciones sanitarias mínimas.
Un enfermo no lo es menos por ser africano. Por supuesto no quiero sufrir ébola, ni malaria, ni sida. Me aterra la idea. Es intuitivo que a todos nos ponga nerviosos el posible contagio pero, mientras tanto, ni pensamos en miles de personas “apestadas”, encerradas en sus casas, confinadas a morir en soledad y sin atención de ningún tipo. Enfermas de muerte sin esperanza.
No tenemos corazón.

Te delatan tus ojos

La poesía es como la casa de uno cuando era niño, siempre te acoge llena de buenos recuerdos aunque arrastra un aire de nostalgia.
Durante años seguí una página de poesía, A media voz, que se cerró hace relativamente poco. Era mi página favorita. Ahora se ha vuelto a abrir en Facebook (https://www.facebook.com/pages/A-media-voz/116401745096362?fref=ts) por iniciativa de otros que, como yo, la echaban de menos. La sigo, claro, y así tengo garantizado, aunque no tenga mucho tiempo un mínimo.
Hoy este era el poema maravilloso de Luis García Montero.

“Más allá de la sombra
te delatan tus ojos,
y te adivino tersa,
como un mapa extendido
de asombro y de deseo.
Date por muerta
amor,
es un atraco.
Tus labios o la vida.”

Luis García Montero.

Vitalidad 2

Agua. Siempre agua.

De calvas e invisibilidades

Llegada una edad a los hombres les preocupa principalmente su calva. No sé por qué le dan tantísima importancia a lo de tener menos pelo. Supongo que se trata de una evidencia del envejecimiento. Sí, claro, por suerte, envejecemos. Muchos ya no caminamos hacia la mitad de nuestra vida, ya la hemos pasado y, sí, ellos tienen calvas en muchos casos y nosotras, pues nosotras nos volvemos “invisibles”.
Al principio no te das cuenta del todo, ya no te consideran “deseable, al menos no a primera vista, en la mayoría de los casos. Imagino que si has sido guapa y tipazo, será un cambio importante. Personalmente nunca fui una mujer de las que ligan a mansalva así que no noto tanto la diferencia y los casos en que lo noto son un alivio. Sí, he asumido que envejezco y que tiene muchas cosas de malo, especialmente físicas, pero también intelectuales. Soy más lenta.
Sí, soy menos atractiva por fuera pero espero serlo más por dentro, soy más lenta pero probablemente más sabia. Soy mayor. Es un hecho. Como en el resto de etapas de mi vida, estoy agradecida por lo mucho que tengo. Asumiré lo que no pueda cambiar de la mejor manera posible y, sí queridos, aprovecharé a tope mis ventajas, que las tengo y muchas.
Y entre ellas está saber que no me interesan los hombres adolescentones tan preocupados por su calva que no se dan cuenta que debajo de la apariencia mayor de muchas mujeres de mi edad y más hay una tipa interesante (o no, eh? que cada uno tiene sus gustos).
Y todo esto, dicho sin acritud, que ya tengo una edad en la que estas cositas no me crispan nada. :)

Aniversarios

Muchos aniversarios esta semana. Este blog ha cumplido 9 años. Mi editor no me deja enlazar pero he estado releyendo y hay tanto, tantísimo de mi misma aquí! Mucho más de lo que pensaba. Quizás así, de pequeños recortes, de libros que lees, de vivencias que te impresionan se hace la vida. A lo mejor, cuando miras atrás esto es más un diario que los propios hechos. Sí, sin duda, lo es más. Incluso, visto en conjunto, me parece que me deja demasiado expuesta. Si alguien quisiera conocerme bien le bastaria con leer? Afortunadamente, somos perezosos y olvidadizos.
A releer veo que he hablado muy poco, directamente, de la persona más importante de mi vida. Espero que si algún día lo lee sea consciente de que está impregnándolo todo. Creo que es pudor.
Después de aquella fiebre en la que todos teníamos blog, os acordáis? Nos leíamos mutuamente, nos comentábamos, era como ir de visita o de bar en bar. Leiter tenía un bar de copas, Remanso de Jirafas es como volver a casa, Sombras de Encelado era el bar para debatir y El Olivo era el bar de café, con mesa camilla. Pues eso, que me pierdo, después de aquella época, hoy nos hablamos y escribimos mucho menos, pero unos cuantos, muy pocos seguís aquí o venís de vez en cuando, a algunos no os conozco más que por un comentario de vez en cuando en el que me decís: sigo aquí. Ahora esto ya no es la mesa camilla del café, es la de mi casa y puede ser más íntima y personal. Ahora las conversaciones ya son de tú a tú, como a mi me gustan, más personales.
Espero que os sigáis sintiendo bien cuando venís y aceptéis las limitaciones de un blog que se hace viejo.
Y no puedo irme sin decirte, que en días como hoy me acuerdo tanto de ti! Que sé que estás bien donde estés y eso me hace sentir mejor y que sepas que un poquito de ti se ha quedado conmigo en mi vida y en mi recuerdo.

El Amenazado

Es el amor. Tendré que ocultarme o huir.
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa
máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. ¿De qué
me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, la vaga
erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para
cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la
Biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi
madre, la sombra militar de los muertos, la noche intemporal,
el sabor del sueño?
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se levanta a la
voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas,
pero la sombra no ha traído la paz.
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la
memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.
Ya los ejércitos me cercan las hordas.
(Esta habitación es irreal, ella no la ha visto).
El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo.
J.L.Borges

Necesidades Emocionales

Hace tiempo que no escribo de mí misma “por dentro”, pero en este blog ya sólo quedamos “los de casa” y a lo mejor a alguien más le va bien mi experiencia.
Hace ya años alguien me dijo “yo no puedo atender tus necesidades emocionales” y esa frase desató una revolución dentro de mi. Ni siquiera era consciente de tenerlas y menos aún de exigir que me ayudaran con ellas, pero probablemente así era.
En todo caso, ahí empezó mi periplo para entender mi emocionalidad.
Leí libros de autoayuda y de filosofía, frases mágicas que te decían que tú eres un ser completo, con pareja o sin ella, teorías que apuntaban que “hay que aprender a estar solo”, mi querido Bertrand Russel – probablemente el más acertado de todos- con el entusiasmo como bandera.
Mientras leía, conocí nuevas personas y aprendí a valorar a las de siempre: busqué la manera de tener una relación constructiva con mi familia (siempre había sido buena pero ahora es mejor), miré en mi corazón para ver quiénes son mis amigos del alma, aquellos que aunque veas poco están siempre en tu corazón, dejé que la vida fluyera y me trajera de vez en cuando nuevas personas que aportaban algún nuevo aspecto a mi vida y, poco a poco, fui entendiendo.
A pesar de los libros de autoayuda, sigo teniendo necesidades emocionales y me parece normal.
Qué ha cambiado entonces? Por qué siento ahora este equilibrio, esta poca “urgencia”?
Pues porque son distintas y la mayoría están más que satisfechas, porque no espero que nadie me resuelva nada, porque me gustan las personas que me rodean, que, aunque son casi tan imperfectas como yo, aportan riqueza a mi vida, porque he aprendido a compaginar el vivir el momento con tener perspectiva de la vida y saber que puede que hoy no estés, pero a lo mejor mañana sí.
Me pido menos. Pido menos a los demás. Soy feliz con casi todo. Reir me pierde.

Vitalidad (1)

Tengo que reconocer que salí de casa con la mejor disposición pero con pocas expectativas, dispuesta a disfrutar del aire libre, a sacar algunas fotos y a leer, si el tiempo lo permitía, mientras los demás hacían surf. Sintiéndome mayor y un poco torpe para intentarlo.
Pero el buen tiempo, los ánimos del profe y, sobre todo, de mis compañeros de excursión me hicieron decidirme sin hacerme mucho de rogar, la verdad.
Así que me puse un neopreno y…al agua! Apenas estuve una hora hasta que mi costilla – que les pasa a mis costillas???- empezó a doler. El tiempo suficiente para disfrutar de llegar a la arena sobre la tabla de surf, de darme cuenta de que practicando podría ponerme de pie sobre las olas.
Que emoción! Que subidon de vitalidad!
Tuve que quedarme en la orilla porque la costilla dolía incluso bañandome. Y ahí empezó la segunda parte del espectáculo! Seis personas subidas a tablas practicando como locos: un niño entrando y saliendo sin dejar un minuto entre ola y concentrado y cinco adultos disfrutando como el. El profe haciendo el pino en la tabla con el sombrero puesto!
Visto desde fuera, la vitalidad y la energía se derrochaban y a mi
Me hacían el efecto de fuegos artificiales estallando alegres.
Grabado en la retina un mar verde claro, tablas verdes y rojas y el sol y el viento acariciando la piel.

Flandes

Podría decir que he viajado a Bélgica, pero no sería exacto, ya que excepto por un par de pequeños pueblitos, la mayoría del tiempo de estas vacaciones lo hemos pasado en Flandes.
No creo que pueda contaros nada de Bruselas, Gante, Amberes o Brujas que no hayan visto a la vez que nosotras otros miles de turistas. Así que me quedaré con las anécdotas.
Vimos muchas bodas, civiles y religiosas en Gante y nos llamó la atención que sacaran de una furgoneta una mesa, pinchos y unas botellas de champán en medio de la calle para celebrar. Acostumbrada a la parafernalia de las bodas españolas me pareció de una sencillez encantadora. Además, los belgas no tiran arroz o pétalos de flores a los novios, al menos no es lo que vimos: recortan corazones de papel y se los tiran (he sacado fotos pero el editor no me deja enlazarlas).
Comimos y bebimos chocolate en todas sus formas: bombones, éclats, goffres, tartas, etc. No somos muy de dulces pero nos encanta el chocolate. Aún así, después de un Goffre en Tourain -bonito pueblo!- alcanzamos tal nivel de empacho que tuvimos que bajar el nivel.
La cerveza belga es famosa pero yo soy de Estrella Galicia :). En serio, no es tan buena o a mi no me lo parece.
Los hoteles de cadenas españolas, como casi siempre, tienen la mejor calidad- precio y una atención al cliente excepcional. Creo que ya hemos aprendido a tratar a los turistas. El NH Brussels City Center es excepcional, muy recomendable! Nada que ver con el rancio Holiday Inn en el que nos alojamos en Gante o el Tryp desangelado de Amberes. Muy recomendable el Academie de Brujas.
En Brujas también, además de ver la Madonna de Miguel Angel, que no vayáis a pensar que todo fue comer, cenamos en el Lokkedize maravillosamente. Lo recomendaba la terrible guía que llevábamos y aunque sólo sea por eso ya mereció la pena comprarla. Además, por fin, buena música de fondo: blues, soul, …una maravilla.
Nos encantó para comer en medio de las visitas una cadena de restaurantes de comida rápida: EXQI. Me encanta el concepto: comida sana para comer a diario y sin esperas. Muy urbanos. Cremitas de verduras, quiche, ensaladas, bocatas, botes de frutas y panes ecológicos. Y un café excelente.
Nos envolvimos de Rubens, Jordaens, Van Dick y la pintura flamenca.
Recorrimos media Bélgica en coche escuchando música, riendo e intentando traducir del flamenco al castellano, mezclando inglés y francés y riñéndole a Frida (nuestro navegador) por liarse tanto con las calles y es que con eso de hacer el camino más corto nos llevaba serpenteando por las ciudades.
Fantaseamos con bobadas del tipo de irnos a vivir allí, cómo y por qué lo haríamos. Soñar que uno es diferente. Soñar varias vidas en una.

El proyecto Esposa

Me llamo la atención este título recomendado por Bill Gates, la única novela entre sus lecturas de verano.
Lo ha escrito un para mi desconocido Graeme Simsion que desde luego parece conocer bien el síndrome de Asperger.
Me reí un montón leyéndolo porque lo asociaba a Sheldon Cooper y Big Bang Theory.
Fresco, divertido, para leer de una o dos sentadas y bien escrito.

Problemas con el editor

Estoy teniendo problemas con el editor del blog, lo que me impide poner enlaces, escriba desde el móvil o desde el portátil. Lo siento. Espero editar todas las entradas cuando esté resuelto.

El juego de Ender

Una novela de ciencia ficción de Orson Scott Card que me habían recomendado hace ya tiempo como lectura ligera y veraniega.
Ha sido llevado al cine y creo que la película está bastante bien.
El libro es ameno e imaginativo y tiene un punto de análisis estratégico e incluso psicológico interesante. Por lo demás, es una lectura ligera para cualquier edad a partir de 12 años.

Alice Munro

Hace ya tiempo que Pau me había recomendado leer algo de Alice Munro y yo siempre le hago caso a sus recomendaciones, así que para estas vacaciones no tenía muchas dudas de por dónde comenzar. Y no me decepcionó, desde luego.
Comencé por la única novela que ha escrito, Las vidas de las Mujeres. Me lo leí casi del tirón pero saboreándolo, porque la literatura de Alice Munro es para eso, para deleitarse despacio, para pasar sobre sus palabras sin preocuparse demasiado, en la confianza de que al final, probablemente tendrás la sensación correcta que te dará la pista de lo que ella, quizás, quiso decir.
Profunda, inteligente, amena y, sobre todo, de una calidad en la escritura maravillosa.
Os lo recomiendo como un básico.
Ahora estoy comenzando con su libro relatos Demasiada Felicidad. Y parece que va camino de convertirse en otro de mis favoritos.

Teoría del Cuerpo Enamorado (I)

No, no es una teoría personal sino el título de un libro del filósofo Michael Onfray que estoy leyendo, o más bien releyendo.
La primera vez reconozco que no acabó de cuajar, no lo terminé, me sentía en unas posiciones muy lejanas a las que sostiene en su libro, demasiado alejadas para poder ver los matices, las posibles reflexiones que se esconden detrás de sus palabras.
Estoy apenas comenzando el capítulo segundo y ya percibo lo mucho que me está influyendo su teoría,. No me atrevo aún a llegar a conclusiones, pero no quiero dejar pasar temas fundamentales, no quiero que las ideas se queden ahí, flotando en el aire sin ser aprehendidas y digeridas.
No, no os voy a destripar con un breve resumen la Teoría del Cuerpo Enamorado, de momento, con un párrafo es suficiente:

“En el terreno del amor y de la relación sexuada, Occidente encuentra su rastro en las teorías platónicas del deseo como falta, de la pareja como conjuro de lo incompleto, del dualismo y de la oposición moralizadora entre los dos amores. Cualquiera que se entregue a las delicias de un cuerpo material, recorrido por deseos y calado de placeres, se juega la vida, pero también su salvación, su eternidad. La única manera de ganarse el pasaporte a la vida eterna consiste en comprometerse con ese amor que, con toda la razón, calificaremos más tarde de platónico. Amor a las ideas, al absoluto, amor al amor purificado, pasión por el ideal, he aquí lo que santifica la causa del deseo. Todo lo que se entretiene demasiado en los cuerpos, en las carnes, en los sentidos, en la sensualidad concreta, se paga ontológicamente con una condena, con una sanción, con un castigo.”