Calendario

Julio 2014
L M X J V S D
« Jun    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blogocampaña

Campaña contra la pornografía infantil

Creative Commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

8 años

Desde hace apenas unos minutos, la pequeña empresa de consultoría de la que formo parte, está de cumpleaños. Y son ocho.

Podría haber sido este negocio u otro, aunque no niego que tengo una cierta vocación de resolver problemas y, además, me aburro con facilidad de la rutina por lo que cumple las condiciones necesarias para que disfrute de mi trabajo día a día.

No niego el estrés que a mi, como ha todos, nos ha traído la situación económica de España. Trabajamos el doble por menos es la frase más repetida por todos. También reconozco haber cometido muchos errores y seguir cometiendo algunos. Entre ellos, el más importante, perder a veces la visión de conjunto y el motivo por el que hicimos esto.

Porque tenía(mos) un objetivo al empezar: disfrutar de nuestro trabajo y, sobre todo, hacerlo compatible con nuestra vida familiar. Queríamos demostrar que se puede vivir y trabajar feliz, con buen ambiente, en familia.

Muchos nos han dicho que con trabajar por cuenta de uno es suficiente, pero no, no es lo mismo. En una familia unos cuidan de otros, puedes contar con los demás en los días malos. Y eso es lo que hemos intentado.

Raúl y yo lo pensábamos que como una red, cada nudo es independiente y, a la vez, hace fuerte a los demás y a sí mismo al entrelazarse con fuerza. Si un nudo falla, toda la red se resiente. Ahora siento que quizás no todo el mundo lo ha entendido igual y que después de 8 años toca renovar el mensaje, consolidarlo pero también “repensarlo”.

Si tengo que hacer balance de estos 8 años, puedo encontrar fallos y cosas a corregir, pero no me imagino mi vida de otra manera. Estoy muy agradecida a mis compañeros, mi familia profesional, y a mis clientes que han demostrado una paciencia infinita. De todos ellos he aprendido y sigo aprendiendo mucho.

Y además, he podido preparar la merienda y compartir deberes muchos días.

Se os ocurre mejor manera de vivir estos casi 3.000 días?

Gracias, gracias, gracias!

Cómo suprimir las preocupaciones…

Desde hace ya unos meses, debo de tener deficiencia de alguna vitamina, de triptófano o de algo así, que estoy siempre excesivamente preocupada y eso me quita la alegría.

Desesperada una lee cualquier cosa y esta vez me tropecé con un texto de Dale Carnegie, sí, el de hablar en público, el del método fácil de hacer amigos! Encontré un libro titulado “Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida”. No lo hubiese comprado probablemente pero estaba ahí, en internet, para leer…y eso hice.

Reconozco que no hice caso al autor y hay capítulos que leí “en diagonal” pero la verdad es que aunque , al menos para mi, son un conjunto de obviedades, lo cierto es que hay cosas que me ha venido bien leerlas todas juntas. Supongo que es un efecto pasajero pero no me parece nada mal. He sonreido más en las últimas 72 horas que en los últimos tres meses.

En fin, que se ve que el librito es mejor de lo que yo pensaba o yo más sensible a la autoayuda de lo que pensaba. Si estáis preocupados, os lo recomiendo. Poco vais a perder intentándolo, no?

Me quedo con el consejo de evitar la fatiga, ya que es una de las principales causas de la preocupación.

El placer de cocinar

Nunca pensé que yo diría esto: me gusta leer recetas, me gusta verlas, comprar los ingredientes, especialmente en el mercado, deleitarme con los olores y las texturas de mis platos de principiante y, sobre todo, que otros disfruten comiéndolas (si es el caso). Probar mis platos me gusta, pero no es ni de lejos lo más importante.

Esta semana, en mi cura antiestrés, tocaba cocina. Ayer fui al mercado. Compro siempre pescado que “está en comida”, es decir, el que me dice la pescadera, Maryluz, una mujer increible y muy vital, que debo llevarme. Le pedí pescado para hacer al horno y me recomendó un jurel grande. Lo hice a la espalda, apenas con limón, aceite, ajo y perejil y estaba buenísimo.

Además de unos mejillones que preparé la mitad al vapor y la otra mitad con tomate picantito, me tentó una caballa. Sí, no nos importa tomar pescado dos días seguidos si es fresco y bueno, pero para no repetirme busqué una receta diferente y me tropecé con esta de Arguiñano que, doy fe, está estupenda. Aunque yo no tenía alcachofas, que seguro que le sientan muy bien. También cambié los cominos+ azafrán por cúrcuma que le da un punto diferente.

Y ya veis, además Maryluz me recomienda cosas baratas. Ningún pescado pasaba de 4 euros el kilo!

Por último, acabo de terminar una tartita muy sencilla de trufa con bizcocho genovés que he cogido de mi suscripción favorita: Gastronomía y Cía. Mi cocina huele a chocolate y a avellanas. Mañana os cuento si les ha gustado a todos o no. En cualquier caso, yo con mucho menos estrés – el paseo por la playa, el rato de jardinería y el reposo ayudan- y muy contenta de, de cuando en cuando, dar de comer bien a los que me rodean. También se puede mimar con la comida.

Estoy segura de que Pau me entenderá muy bien. Sí, me compraré ese libro de Ibán Yarza. También a mi me gusta el olor a pan. Pero antes va la yogurtera, para hacer yogures de sabores con leche de oveja y mermelada casera. Ya veréis cuando recolecte mis propias fresas!

Plata Quemada

Plata Quemada del escritor argentino Ricardo Piglia es justamente la novela que acabo de terminar.

Policiaca, llena de acción y con la perspectiva de “los malos”, es muy diferente a todo lo que había leído hasta ahora – gracias Fer por el regalo- y, a la vez, me retrotrae a mi juventud cuando me bebía la literatura sudamericana, fresca y llena de energía, innovadora.

Dispara, yo ya estoy muerto

Dispara, yo ya estoy muerto es el título del último libro de Julia Navarro.  Me lo regalaron y dadas sus más de 900 páginas lo dejé un poco aparcado ya que últimamente me estaba costando coger un buen ritmo de lectura. Además, tengo que reconocer que no confío en los Best sellers.

Eso sí, ha sido cogerlo y ponerme ya sin parar hasta terminarlo. Me ha enganchado!

Y me ha dejado una curiosidad muy grande por saber más del conflicto Israelí- palestino. La perspectiva del libro, tan cercana, deja sin embargo muchas pinceladas de fondo en las que apetece profundizar.

También me provoca la reflexión de la cercanía de muchas posiciones actuales con la situación de la Alemania Nazi, un adormecimiento de las conciencias muy parecido.

Sólo me decepciona el giro final, tan innecesario.

Merece la pena leerlo. Lo presto!

Amó y fue amado

Cuando él llegaba te sentías acogida, protegida y llena de paz. Rodeada de su luz.

En su mirada había afecto, interés real por las personas y comprensión, muchísima comprensión. Y un puntito divertido.

Le gustaba navegar, disfrutaba hasta de los temporales. Qué entusiasmo le subía a los ojos!

Sé que nos está viendo en alguna parte, que nos cuidará, que sonreirá tranquilo.

Su alma está con nosotros y se queda en nuestro recuerdo.

Y en mi casa, una flor más, para que no se me olvide que debo parecerme más a él.

Amó y fue amado, el sol acarició su faz. (Adaptación de un verso de Amado Nervo).

Trabajo

Trabajar, trabajar, trabajar, estudiar, negociar, trabajar, trabajar, trabajar, resolver, documentar, trabajar, trabajar, trabajar, conducir, trabajar, trabajar, trabajar….y vuelta a empezar.

Cosas de Nico

Hoy voy a incorporar a mis favoritos el interesantísimo blog de un pequeño amigo: Hoy me ha pasado… (cosas de Nico).

Os lo recomiendo, os divertiréis mucho.

12 años de esclavitud

Peliculón de Hollywood candidato a cinco oscars, con un presupuesto enorme, una fotografía cuidadísima y….poco más.

Di tú que la que no tenía que haber ido soy yo, porque no estoy para dramones y mira donde me metí, ya lo dice el título, 12 años de esclavitud, pero es que la verdad, un dramón bien llevado, descarga también, no? Pero un remix malo malo de Raices, que me obliga a no mirar en alguna escena violenta pero que no me estremece ni un minuto más, pues es que estoy anestesiada o el guión tiene menos profundidad que un río de Murcia en agosto.

Y una cosa me lleva a la otra. La pasada semana vi en el LAV014 (esto merece entrada aparte) Encallados una película de Alfonso Zarauza, con la centésima parte de presupuesto y una maravillosa fotografía (ole la dirección de arte) y con la misma profundidad de guión pero, señores esta es la diferencia!, me sorprendió y me hizo reír. Cumplió a la perfección su misión: distraer y con calidad.

Pararse a pensar

A veces, poco a poco, la vida te va poniendo encima corsés, reglas no escritas, limitaciones. Poco a poco vas sumando decepciones, ilusiones que no se ven cumplidas, esperanzas defraudadas.

Y, de repente, todo eso parece sumar más que la alegría y el disfrute, que los abrazos de tu familia, que las risas de tus hijos. Y además tu cuerpo te avisa: vas mal, bonita, así vas a ponerte enferma de verdad.

Es el momento de pararse a pensar o a sentir.

La respuesta hay que buscarla dentro de uno. No puede hacerte daño alguien que no tiene poder para hacerlo. No puede quitarte la ilusión una circunstancia externa. Todo está dentro de ti. Tú escoges cómo reaccionar. Eres libre.

Y yo, creo, sé mi respuesta, por fin.

El Secreto de sus Ojos

Qué cantidad de matices! Qué multitud de sentimientos transmitidos sin aspavientos, con un gesto, con una mirada! Qué maravillosa coherencia narrativa y visual!

El Secreto de sus Ojos esconde multitud de frases para guardar, de fotogramas para recordar, de luces o rayos de sol que se quedan grabados, de sensaciones de esas que hay que dejar reposar.

Me gustaría volver a verla pronto, para repasar todo lo que sé que se ha pasado, para revivir la delicadeza y el cuidado de cada escena, en la que nada, ningún gesto, es casual.

Un maravilloso trabajo del Director, Campanella y de Ricardo Darín que nos regala una actuación llena de detalles.

Maravilloso disfrute.

Limpiar de plásticos el mar

Abro esta nueva categoría de inventos o innovación que pueden cambiar el mundo o al menos mejorarlo mucho, con el invento de un estudiante, Boyan Slat,  que podría permitir limpiar de plásticos el mar y además de una manera que puede resultar hasta rentable. Un invento que podría salvar la vida de muchos animales y mejorar la nuestra.

El poder de la risa

Anoche reí más que en el último año completo. Algo pasó entre nosotros que acabamos haciendo chistes de todo y riendo como niños.

Es verdad que en los últimos meses he recuperado esa risa fácil, que sale de dentro, que nada tiene que ver con la sonrisa irónica o con la risa forzada de cortesía. Es una risa de puro y blanco sentido del humor, la misma que me hace partirme cuando tengo que entrar en casa por tercera vez en dos minutos (siempre se me olvida algo) o cuando veo que de mi bolso sobresalen cables, auriculares, libros y fulares cuál chistera de mago, sin ton ni son. Me río mucho de mi misma, de mis despistes, de mis torpezas y de mi aparente seriedad.

Pero mentiría si dijera que la risa era cosa mía. No, sin duda, todos teníamos ganas de reír y de hacer reír. Todos sentíamos esa liberación de estar a gusto, casi en familia, y de poder soltar nuestras penas, dejarlas atrás y disfrutar del momento, sin más.

La risa nos hace invencibles.

Furioso

Xose Carlos Caneiro está Furioso y con toda la razón.

Si dejáramos por un segundo de vivir adormecidos y pudiéramos sentir el frío y el hambre del 20% de la población más pobre, nos resultaría incomprensible que unos pocos tuvieran tanto. No me puedo quejar, no soy de esos pobres, de hecho una vez calculé más o menos mi posición y -aclararé que no soy rica ni mucho menos- estaba en el 2% de la población más rica del planeta. Así que no me quejo por mi, ni estoy furiosa por mi, es sólo dar un pequeño espacio a aquellos que no tienen voz para quejarse.


Al mal tiempo….mar, mar inmenso